lunes, 10 de septiembre de 2012

EU#01: Costa Croata

Mi primer destino va a ser la Costa de Croacia. He decidido que sea la primera ya que es el último viaje al extranjero que he podido realizar. Podemos recorrer la costa comenzando desde la ciudad de Dubrovnik, en el sur, continuando nuestro recorrido hacia el norte para finalizar en la península de Istria; de todos modos, yo recomendaría comenzar nuestro viaje desde el norte, ya que Dubrovnik es la ciudad donde más tiempo vamos a permanecer alojados.

Mapa de Croacia con algunas de las ciudades más importantes reflejadas;
visitaremos algunas de ellas.

Debemos tomar un vuelo hacia la capital de la península de Istria, Pula. Nuestro primer destino será la ciudad de Porec, donde podremos disfrutar de un paseo por las callejuelas de influencia veneciana repletas de tiendas de souvenirs que se sitúan en el centro de la ciudad. Seguidamente, iremos a la playa de Porec para bañarnos en las aguas turquesas del Mar Adriático; aprovecho para decir que en Croacia la mayoría de las playas no son de arena, sino de rocas y gravas, lo que presenta la ventaja de no manchar y el inconveniente de que las piedras pueden hacernos mal en los pies al andar, por eso recomiendo llevar unas zapatillas de baño que nos protejan los pies. Siguiendo con nuestro itinerario, nos desplazamos al sur bordeando la costa y nos encontraremos con la ciudad de Rovinj. Este lugar no cuenta con tanto espacio de baño como Porec, pero merece dar una vuelta por el centro de la ciudad y por sus callejuelas con pronunciadas rampas hasta llegar al punto más alto de la ciudad, donde se sitúa la iglesia de Santa Eufemia; además, podremos disfrutar de una panorámica excelente de la ciudad.

Rovinj desde la zona del puerto.
Se puede ver el campanario de la  iglesia de Santa Eufemia.
(Imagen propia)

Para llegar a nuestro siguiente destino, nos desplazaremos desde nuestro hotel de alojamiento hasta Opatija, ciudad situada en el borde este de la península de Istria, desde la cual podremos desplazarnos por carretera hasta la capital de la Isla de Krk, donde disfrutaremos de un buen ambiente y de las playas típicas croatas. En la ciudad de Krk podremos ver la playa y también otros lugares, en especial, su catedral.

Vista panorámica de un puerto típico de la isla de Krk.

Si quereis huir un poco de la rutina de la costa, os propongo una excursión al interior de Croacia; por carretera llegaremos a Karlovac, ciudad en la que todavía quedan vestigios de la  recordada Guerra de los Balcanes, luego nos dirigimos al sur para acabar en uno de los parajes más preciosos del interior de Croacia; el Parque Natural de los Lagos de Plitvice.

Dibujo del panorama del parque de los Lagos de Plitvice.
Se puede ver en el inicio del recorrido y en uno de los hoteles del parque.

En los lagos de Plitvice disfrutaremos de una cadena de lagos escalonados con impresionantes cascadas en algunos de estos. Todos los lagos destacan por estar muy bien conservados y por la pureza que los caracteriza. Desde que fue declarado parque natural, está prohibido pescar o bañarse en sus aguas para ser únicamente explotado como deleite de los ojos de sus visitantes. Al solo poder visitar el parque por la tarde, nuestro recorrido será más acotado. Al adquirir la entrada del parque, se nos ofrecen dos medios de observación de este. El primero será un recorrido panorámico en tren por la zona alta del parque, y la segunda será cruzar el lago Kozjak para visitar la segunda zona de los lagos, situada en la mitad sur. La primera zona de los lagos (norte) nos muestra lagos de grandes dimensiones unidos por puentes situados alrededor de las cascadas que forman, mientras que en la segunda zona (sur) encontraremos algunos lagos más pequeños pero con unos senderos  y puentes que nos permiten disfrutar del maravilloso entorno.


Una de las muchas pequeñas cascadas que forman los lagos del Parque.
(Imagen propia)

Nuestro siguiente destino se sitúa en la primera ciudad de la costa de Dalmacia empezando por el norte, es decir, la ciudad de Zadar, esta ciudad se caracteriza por su casco histórico influido por el arte veneciano y por su extenso paseo marítimo, donde podemos encontrar el 'órgano del mar'; consiste en un conjunto de agujeros hechos sobre la piedra que emiten sonidos debido a la fuerza de la marea al chocar con las cavidades internas de la roca. Podemos bañarnos en el mar y después secarnos sobre la piedra del paseo. Después recomiendo la visita de las ruinas de la ciudad antigua y la visita de algunas iglesias distribuidas por la ciudad, destaca también el campanario de la ciudad donde puedes subir adquiriendo una entrada. Además, podemos irnos de tiendas por los paseos centrales de la ciudad, sentarnos en alguna terraza a tomar algo o visitar un mercado popular de alimentos situado en una calle del centro. por la tarde, recomiendo la visita de la ciudad de Trogir, próxima a la ciudad de Split, que visitaremos en la próxima jornada. De Trogir podemos destacar su plaza central situada en la ciudad antigua, donde hay gran cantidad de terrazas de bares y su catedral con campanario, ambos accesibles sacando un ticket en la entrada.

Vista del campanario y la catedral en la ciudad de Zadar.
(Imagen propia)

La ciudad de Split es conocida por albergar el famoso palacio de Diocleciano. Este personaje fue un emperador de Roma durante el siglo III d.C. que tras su mandato se retiró a esta espectacular fortaleza situada en su tierra natal, cerca de la antigua ciudad de Salona. Recomiendo que visiteis los sótanos del palacio antes que la parte superior, para haceros una idea del grandioso proyecto que supuso esta construcción. En la parte superior se encuentran las ruinas de lo que fue la residencia del emperador, con la plaza principal que da paso a las calles de tiendas y también a la catedral con su campanario y las criptas del palacio. Os recomiendo que a las 12.00 de la mañana permanezcais en la plaza central del Palacio, ya que dos actores que representan a Diocleciano y a su esposa dan la bienvenida a los allí presentes. Podeís dedicar el tiempo hasta la hora de comer para callejear por las calles del recinto.

Sala mayor en los sótanos del Palacio de Diocleciano, Split.
(Imagen propia)

Tras esto, nos dirigimos al último lugar que visitaremos, Dubrovnik, pero antes de eso tendremos que pasar por el pequeño tramo de costa bosnia que separa el condado de Dubrovnik del resto de Croacia. Para llegar a Dubrovnik deberemos atravesar el puente del doctor Franjo Tudjman que cruza la bahía hasta el puerto.

Panorámica de la ciudad antigua de Dubrovnik y de la parte moderna en un segundo plano.
(Imagen propia)

Por la mañana, nos dirigiremos hacia un punto más elevado para tener una panorámica de la ciudad antigua y de una de las Islas Elaphiti, Lopud, la más cercana a la ciudad, donde encontraremos un pequeño monasterio fortificado. Después podremos dedicar el resto de la mañana e incluso parte de la tarde para ver las murallas de la ciudad, la vía central con su fuente circular, el puerto, la farmacia antigua, la catedral y podremos pasear por las callejuelas y comprar en sus tiendas. Si quereis podeis visitar una de las pocas iglesias ortodoxas que hay en Croacia, situada en una calle paralela a la principal.
Si os queda tiempo, por la tarde podréis realizar un crucero por las Islas Elaphiti, que son un total de nueve islas situadas en torno a la ciudad, aunque solo tres están habitadas (Lopud, Sipan y Kolocep).

Entrada a la ciudad antigua de Dubrovnik.
(Imagen propia)

El viaje se acaba, el penúltimo día nos dirigiremos a la península de Peljesac para observar la segunda muralla más larga del mundo después de la gran muralla china. Esta se sitúa en la ciudad de Ston, donde también visitaremos un criadero de ostras típico de la zona. Después, nos dirigimos hacia el puerto de Orebic, al final de Peljesac, para coger un barco hacia la isla de Korcula, donde veremos la ciudad amurallada y tendremos la oportunidad de bañarnos o de hacer actividades acuáticas como snorkel, esquí acuatico, windsurf, etc. Tras esto volveremos a Dubrovnik, pero antes del anochecer, podríamos visitar una de las bodegas típicas situadas en medio de la península de Peljesac, allí podremos probar diferentes variedades de vino de la zona.

Escaleras que conducen a la fortaleza de la ciudad de Korcula.
(Imagen propia)

Es el último día, pero tal vez nos quede tiempo hasta ir al aeropuerto de Cilipi para embarcar, situado al sur de Dubrovnik. Si es así, podemos ver la ciudad moderna de Dubrovnik, con edificios vanguardistas y con un ambiente muy agradable, o bien, volver a la ciudad antigua, donde siempre hay algo que visitar.

Pues esto ha sido todo por esta vez, pero muy pronto volveré con otro destino que espero, nunca, nunca olvidareis.

Datos importantes:

Periodo de visita: Desde Abril - Mayo hasta Septiembre - Octubre, evitando mediados de Julio por el intenso calor que puede llegar a hacer.
Moneda de cambio: la moneda oficial es la Kuna; un Euro son 7,4 kunas aproximadamente. Croacia se pasará al Euro en Julio de 2013; de todos modos, en algunas zonas aceptan Euros igualmente.
Duración del viaje: Una semana (y parte del día de regreso).

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Clasificación de las entradas

Como he dicho en la entrada de presentación, clasificaré las entradas dependiendo del continente donde se sitúe la mayoría del recorrido, añadiendo también el número de entrada que es. De este modo, si mi primera entrada fuese por ejemplo 'Alpes suizos', pondría las dos primeras letras del continente en cuestión (en este caso, 'EU' de Europa), colocaría después el símbolo '#' y finalmente pondría el número de entrada que le corresponde (al ser la primera entrada de Europa, pondría '01'); así pues, la entrada se denominaría:

EU#01: Alpes suizos

Para entradas de otros continentes pondría lo siguiente:

AS#XX (Entradas correspondientes a Asia)
AF#XX (Entradas correspondientes a África)
AM#XX (Entradas correspondientes a América)
OC#XX (Entradas correspondientes a Oceanía)

Habrá algún recorrido que comprenda dos continentes, por lo que se asignarán las iniciales del continente donde la visita dure más tiempo. Un ejemplo claro sería 'El viaje del Transiberiano', que se desarrolla entre Europa y Asia. Sin embargo, el viaje es más largo en la zona asiática, por lo que le asignaría el nombre siguiente:

AS#01: El viaje del transiberiano

Comienza nuestro viaje...

Hoy, 5 de Septiembre de 2012, quiero comenzar un recorrido por los distintos destinos de la geografía mundial; no solo tendremos en cuenta aquellos lugares rebosantes de turistas, o aquellos que normalmente vemos en las revistas de viajes, sino también aquellos que merecen cierta admiración y que no son realmente conocidos por las personas de a pie. No será un recorrido turístico normal, como el itinerario que se presenta en las guías de viajes, sino que será algo más personal y más acorde con la tranquilidad que los turistas buscan cuando salen de su ciudad o pueblo. Entre algunos de los destinos que expondré a partir de ahora, algunos destacan por su belleza turística, otros por su desconocimiento y también me basaré en algunos de los viajes que he tenido oportunidad de llevar a cabo. Por otra parte, quiero invitar al público a que comente lo que le parece más o menos acertado de un destino en concreto y que cada cuál de su opinión sobre lo escrito, dando ideas al escritor y proponiendo otros destinos alternativos. Las distintas entradas serán clasificadas en diferentes apartados dependiendo del continente donde se encuentre la mayoría del recorrido; esta idea ha surgido precisamente porque hay viajes que son intercontinentales, por lo que da lugar a una posible confusión. Así pues, agradezco con anticipo la atención de todos los lectores del blog, ya que sin su participación, este proyecto no tendría futuro y acabaría olvidado. Sin enredarme más, finalizo esta entrada de presentación a la espera de sacar a la luz la primera visita de 'El turista sin destino', no sin antes recordar el papel que tiene el público en el desarrollo del sitio web.